Si entonces hubiera sido consejera…

No cabe duda: uno de los grandes logros del anterior consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad Autónoma de Murcia, Pedro Alberto Cruz, insigne intelectual murciano y escritor de aforismos reconocido por la prensa local, fue elegir la fecha del SOS 4.8 el primer fin de semana de mayo, aprovechando el puente de mayo. Esto haría que, en muchas ocasiones, el festival de música, arte y cultura SOS 4.8 coincidiera con el 1 de mayo, Día del Trabajador, como ocurre este año, y atraería a mucha más gente al festival.

De este modo el SOS se ha convertido en un gran logro turístico para la ciudad de Murcia, el primer festival de la temporada cuyas entradas cuestan aproximadamente un 50% más baratas que el resto de festivales de su categoría -gran estrategia de marketing, no cabe duda-, contribuyendo indirectamente a la economía local pero, sobre todo, contribuyendo a limpiar la imagen nacional de Murcia. Ya era hora de que en España nos dejaran de asociar con el lema  “Murcia qué hermosa eres” -qué gran ejemplo este del poder de los medios de comunicación- y nos empezaran a asociar con la imagen de una ciudad sostenible, moderna y culta, que es lo que somos.

Por eso hoy, en la manifestación del Día del Trabajador, marchando por ese otro gran logro del progreso de la ciudad de Murcia que es la Gran Vía, he pensado: vaya, si yo hubiera sido consejera de cultura entonces, nunca habría tenido esa fantástica idea. Entonces, y como consejera de cultura y turismo, cuando me hubieran propuesto esa fecha, el primer fin de semana del mes de mayo, habría contestado sin reservas, a pesar de que nunca fui activista social: esa fecha es imposible porque podría coincidir con el 1 de mayo, el día del trabajador y ese día no se trabaja. Como he podido comprobar hoy paseando por Murcia, no tengo visión de futuro alguna.

Que el 1 de mayo sí se trabaja me lo dice el obrero que está reparando la terraza que hay junto a mi casa hoy. Me asomo a la ventana, está cantando a Pablo Alborán, qué buen humor, pienso, lo estoy observando por la galería y me ve. ¿Qué hacéis trabajando?, le digo, ¡si hoy es el día del trabajador! ¡Hoy hay que ir a manifestarse! Claro, me contesta, hoy es el día del trabajador que no quiere quedarse en paro. Pero esto es otra historia.

He decidido no ir al SOS este fin de semana porque me dispersaría con la fantasía de otra vida en la que soy una jurista experta en derecho europeo que puede defender con sólidos argumentos por qué en mi opinión la subvención que la Comunidad Autónoma le da al SOS anualmente (este año, de 300.000€), bueno, la subvención que la CAM le da a la empresa catalana Legal Music, es una ayuda de estado que falsea la competencia. ¡Con esas fantasías uno no puede pasárselo bien en un festival de música donde todo el mundo se divierte! Como no soy jurista y esto es una fantasía puedo incurrir en errores jurídicos. O fantaseando que yo también soy una insigne intelectual y entiendo, como nadie es capaz de entender, el gran simulacro que supone la actividad paralela del festival titulada “el lado oscuro de la fiesta” en un festival con unos claroscuros como este. Claro, que Baudrillard esto lo explicaría mucho mejor.

2 comentarios en “Si entonces hubiera sido consejera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s