Competencias irrazonables

Sección de Cultura de El País: “Wert dice que el cine español alcanzará la cuota de mercado más alta de su historia”. Este es el titular de la noticia del acto de entrega del Premio Nacional de Cinematografía a Lola Salvador en el Festival de San Sebastián. La primera mujer. La segunda guionista después de Rafael Azcona.

Más allá de que lamentemos que el tema del titular no sea Lola Salvador, nos preguntamos: ¿puede alguien que hace un año durante los debates en torno al acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y UE hablaba de “competencia razonable” para el sector audiovisual ser el portavoz de esta noticia? ¿Puede serlo alguien que, cuando el sector audiovisual albergaba la esperanza de que el cambio de modelo de financiación del cine llegaría (pronto), afirmaba que “nos tenemos que acostumbrar a las películas rodadas en inglés“*, ya sabéis, las coproducciones internacionales como vía para conseguir la financiación que ya no se encuentra en nuestro país, pero cuyo gobierno de la cultura española está causando tal inseguridad jurídica en el sector que muchas productoras internacionales prefieren no coproducir con España? *Eso de que nos tengamos que acostumbrar a rodar en inglés dicho por alguien que es el ministro de cultura merecería un comentario aparte.

En mi opinión tampoco estaría autorizado a hacerlo el representante de cultura de un gobierno que mantiene el IVA cultural al 21%. De este dislate de la política cultural española ya he hablado aquí.

No, José Ignacio Wert no está autorizado a contarnos que el cine español alcanzará la cuota de mercado más alta de su historia este año. Quienes están autorizados son aquellos que llevan años luchando por la excepción cultural en el audiovisual; o quienes han defendido la inversión de las televisiones en el cine (recordemos que las películas más taquilleras de las que habla la noticia de El País están producidas, y muy publicitadas, por las televisiones), por hacer solo una enumeración incompleta. Las enumeraciones son siempre incompletas.

A quien también pertenece esta noticia es al sector: a las productoras que están invirtiendo hipotecando sus casas, o a los actores y técnicos que están capitalizando sus sueldos para sacar adelante una película, es decir, trabajando gratis, o a todos los actores y técnicos que ya no trabajan, a pesar de que este año la cuota de mercado del cine español sea la más alta de su historia.

Y así terminamos de hablar de un sector polarizado entre la “industria”, representado en el cine financiado por televisiones, y la “no industria”, representado en el cine de presupuestos pírricos, en unos casos, o inexistentes, en muchos. Pero esto es otra cuestión. O la misma. Depende de cómo se mire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s