Diversidad cultural

Existen conceptos y conocimientos básicos en el Derecho de la Cultura, bien conocidos por quienes se dedican a la investigación del sector cultural desde el derecho, que, si llegaran a la opinión pública, serían altamente beneficiosos para el sector cultural. Un sector tan periclitado en estos días, y no solo por la crisis económica que vivimos, sino por la pérdida de rumbo de la política cultural y el modo en el que una visión neoliberal de la política cultural está desvirtuando la función pública. Pero esto es otra cuestión.

Estoy pensando, por ejemplo, en conocimientos, saberes, y reivindicaciones, como el de “diversidad cultural”, término que la Unesco define como “la multiplicidad de formas en que se expresan las culturas de los grupos y sociedades” y que se manifiesta no solo mediante las variedad de las expresiones culturales, sino también “a través de distintos modos de creación artística, producción, difusión, distribución y disfrute de las expresiones culturales”. Esta es la definición del término que encontramos en la Convención sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales de la Unesco (2005).

Existe efectivamente una Convención dedicada a la diversidad cultural (con una Declaración anterior), nacida ante la preocupación de algunos países desarrollados acerca del efecto que la liberalización del comercio podría producir en el sector cultural (Canadá y Francia fueron sus primeros abanderados), cuyos debates tuvieron una importante repercusión en la prensa internacional y en el sector de la cultura, con menor intensidad en España. Existe una abundante bibliografía, elaborada principalmente por juristas, en la que estos reflexionan y analizan los conflictos implícitos en el término (principalmente, el conflicto cultura-comercio). La diversidad cultural (europea) es una de las razones invocadas con profusión en los textos europeos dedicados a las cuestiones culturales; por ejemplo, para justificar las ayudas al audiovisual europeo. Y, sin embargo, me atrevo a decir que es un concepto muy poco conocido por los trabajadores del sector cultural, incluso por los políticos y técnicos que gestionan el dinero público de los ciudadanos dedicado a la cultura, toda vez que apenas es invocado por los representantes de organizaciones culturales para reivindicar y defender sus derechos. 

Por ejemplo, qué mejor argumentación para reclamar la bajada del IVA que invocar a la Convención, ratificada por España en 2007, y por la cual España reafirmaba “su derecho soberano a formular y aplicar sus políticas culturales y a adoptar medidas para proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales”.

¿Por qué no la invocamos? ¿Por qué la diversidad cultural no está más presente en nuestras reivindicaciones? Los motivos son múltiples. Uno de ellos, es la poca implicación de la sociedad civil en la política cultural. Otro podríamos encontrarlo en el escaso compromiso de nuestros políticos por aquello que defiende la Convención. Otros, hay muchos, porque la cuestión no está exenta de complejidad, ni de críticas.

En cualquier caso, ¿cómo extender los debates académicos sobre la diversidad cultural y el eterno dilema comercio-cultura a la opinión pública? Porque una cosa es clara: para que nuestros políticos se comprometan realmente con la diversidad cultural, el debate ha de pasar indefectiblemente por la opinión pública. ¡Movámonos!

Un comentario en “Diversidad cultural

  1. La etiqueta “cultura” está tan desprestigiada como la etiqueta “política”, ambas se entienden como algo ajeno al ciudadano que remite a gastos inútiles, egos hinchados, mercadeo y alejamiento bizantino de la sociedad. Lo irónico es que ambas son constituyentes inseparables del concepto “sociedad” puesto que es imposible una sociedad sin cultura ni política. Quizá el fallo no esté en que los ciudadanos no lo sepan o no se den cuenta sino en el secuestro del protagonismo por unas supuestas élites.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s